Posts tagged tipos de puff

Puffs para cada lugar y ocasión

Hay puffs para cada lugar y ocasión. Por ejemplo, los sillones puff o puff cubo, rellenos de espuma y con base de madera, están confeccionados básicamente con fines decorativos. Por algo, es muy común verlos en las decoraciones de bodas u otro tipo de eventos al aire libre. Así los encontramos en tonos blanco, negro, rojos y marrones. Lucen muy bien junto con las mesas, en los denominados livings de exterior, ya que sirven para crear ambientes íntimos. Son elegantes, y se pueden usar también como adorno en locales de comida oriental, combinándolos con mesas bajas, fiel a su estilo.
Hay otros modelos de puff, mucho más grandes, que resultan súper relajantes. Todos los tipos de sillones puff que existen, vienen en todos los colores, incluso los podemos mandar a hacer con un tapicero según nuestros gustos.  También, podemos elegir hacerlos nosotros mismos, tan solo tenemos que contar con los materiales adecuados, como la tela, el liencillo, el relleno de poliestireno expandido, cierres e hilo. El liencillo es para que sea más resistente, aunque sino podemos elegir hacerlo solamente con la tela exterior. Para las fundas exteriores lo más conveniente es optar por telas resistentes, como por ejemplo tela de jeans, cuerina, gabardina o, aunque un tanto más delicada, pana.
De esta forma, los sillones puff nos permitirán crear espacios sin igual, por demás armónicos y muy estéticos, con distintas combinaciones de formas y colores, así como de estilos y tendencias.

Dale color a tu vida con los puffs

Es indiscutible que los distintos tipos de puff están creando una auténtica tendencia en lo que a decoración de interiores y exteriores se trata. Lo que sucede, por cierto, es que el color está de moda. De esta manera, los podemos encontrar en tonos intensos y vivos, llenando así de colores los espacios en donde son normalmente ubicados, destilando el más puro estilo por todas partes. En fin, estos accesorios están de moda, por lo que no debemos dejarlos excluidos  en la decoración del hogar.
Los colores de la temporada son básicamente los rojos intensos, amarillos fuertes, verde manzana, azul eléctrico y fucsias, conformando de ese modo una propuesta llamativa y un tanto excéntrica pero, a la vez, sofisticada. Si la mezcla y combinación de colores es realizada con estilo, puede resultar alegre y elegante al mismo tiempo. Esta tendencia demuestra la grandeza de los colores en el plano de la decoración.
En tal sentido, distintos blogs de moda han hecho referencia a esta tendencia  en el plano del mobiliario y la decoración, pues la misma refleja buena parte de la personalidad de cada uno.
Con solo apelar al uso del puff, podemos llenar de color armario o nuestro ambiente, dando un aspecto y un toque alegre. Así, los taburetes y puff, pueden combinarse a la perfección con otros elementos decorativos coloridos, que pueden incluir desde cortinas, alfombras, accesorios y elementos decorativos. Cualquiera sea la opción que escojamos, por ejemplo, un puff cama, un puff Lounge, taburetes o mesas, llenaremos de color cualquier estancia del hogar. Anímate a darle un toque de color a tu vida y elije tu puff.

Puff cama para un buen descanso

Es bastante común que en algunas ocasiones algún familiar que se halla de paseo o un amigo se quede a dormir en casa, por lo que brindarle un sitio donde poder acostarse se vuelve en ciertos casos una verdadera complicación, en especial cuando no contamos con el espacio suficiente en nuestra casa. Por ese motivo, qué mejor que optar por adquirir un puff cama, un modelo por demás ingenioso que cumple doble función.
Los puff son verdaderamente cómodos, ocupan poco lugar y quedan de maravillas en cualquier estancia. Por eso, es difícil encontrar alguien a quien no le gusten los puff. Pero en este caso, además de tener un puff, el mismo hará las veces de cama auxiliar. Una solución práctica y funcional, como pocas.
Estos puffs tan originales los podemos conseguir por ejemplo a través de la empresa MiPuff.es, la cual se dedica a la fabricación y el diseño de toda clase de puffs.
El puff cama es sumamente cómodo, por lo que podremos descansar en él de forma satisfactoria o usarlo de auxiliar cuando tengamos invitados. En cualquiera de los casos, un dato importante es que jamás deja cumplir su función de elemento decorativo.
El puff cama convertible adopta tres posiciones distintas: sillón, cama y puff. Cualquiera sea la posición que adquiera siempre va a ser una pieza muy bien amortizada, tanto en una casa como en un hotel.

Un puff para cada estilo de hogar

Existen diferentes maneras para realizar la decoración de la casa, lo que nos permite crear una estancia en base a un cierto estado de ánimo y a un determinado nivel de relajación. Para ello, si lo que buscamos es crear un estilo moderno, nada mejor que escoger los puffs, los cuales le brindarán al ambiente un aspecto distinto, además de una forma relajante de distribuir los muebles en el hogar.
Al momento de comenzar a mirar los distintos tipos de puffs que existen, será necesario comenzar la búsqueda por aquellos que sabemos que va a encajar con la decoración de nuestra casa.
Lo primero en principal es decidir el tamaño de puff que queremos. La mayoría de los puffs están disponibles en diversos tamaños para distintas necesidades, sobre todo, en tamaño pequeño para los niños y regular para los adultos. En base a este elemento al que podríamos definir como básico, podemos de ese modo decidir acerca de lo que va a encajar mejor con el resto del mobiliario de nuestra habitación, por ejemplo. También, tendremos que definir cuál es el color que nuestro puff.
Lo bueno de los puffs es que pueden ser, a la vez, funcionales y decorativos. Funcionales, porque pueden ser usados para cualquier cosa, como por ejemplo mirar televisión, leer, emplearlos en mesas bajas, o inclusive para descansar los pies y relajarse. Al mismo tiempo, por sus diseños y colores, los puffs pueden ser decorativos, pues de acuerdo al estilo del espacio donde será ubicado, puede adquirirse el puff perfecto.
En fin, además de aportar una cuota de estilo a nuestro hogar, los puffs representan un mueble cómodo para sentarnos, para lanzarnos a leer o escuchar música, según nuestras preferencias.

Origen del puff

Hay puffs de diseños modernos, redondos, cuadrados, de estilo marroquí e incluso puffs para una decoración clásica, pues existe un puff para cada gusto en particular.
Vale decir que el puff supo inspirar a muchos diseñadores, y el confort que ofrece cautiva por igual a personas de diferentes generaciones, ya que puede ser utilizado como objeto de decoración para una habitación de adolescentes, o también como reposapiés para aquellos que poseen gustos más bien clásicos. De ahí que el puff se ajusta por igual a todos los gustos y necesidades.
No sólo podemos sentarnos de modo confortable en un puff, sino que además podemos colocar las piernas sobre él, para mantenerlas extendidas al mismo nivel que el sillón. Por lo general, suele estar recubierto por una tela similar a la del sofá, por lo que es fácil ubicarlo en salones de distintos estilos.
El puff es muy utilizado en la decoración oriental. El término puff es de origen árabe o turco, y designa un cojín carente de brazos y respaldo, que ha sido normalmente usado desde sus inicios en Oriente Medio y en el Magreb. Permite, por cierto, permanecer sentado de una manera mucho más cómoda, cerca del suelo, al comer de un único plato que es compartido con el resto de los invitados a la mesa.
A lo largo del siglo XIX, la decoración de las casas incorporó a los puffs, los cuales consistían en pequeños taburetes bajos, recubiertos por una tela para ocultar las patas. Pero no fue sino hasta finales de ese siglo cuando comenzó a tornarse más popular su uso.
La decoración moderna adoptó al puff como un instrumento de confort y gran estilo, aportando una nota de color y de personalidad al hogar.
Muchos diseñadores se inspiraron en el puff, al que le han dado las formas más diversas, algunas de ellas por demás singulares. 

Puff para los más pequeños

Los puffs infantiles representan un buen regalo para hacerle a cualquier  niño, ya que es una buena alternativa a los tradicionales juguetes.  Por ejemplo, un puff de Bob Esponja, uno de los personajes animados que está haciendo furor en los últimos tiempos, resultará divertido y práctico, ofreciéndole al niño un lugar propio donde sentarse, dormir la siesta y, a la vez, mejorar la decoración de su cuarto.
Los puff infantiles se vuelven cada día más populares ya que existen demasiados tipos y pueden confeccionarse casi en cualquier tela, con las formas, tamaños y colores de los más diversos. Se puede escoger un puff grande estilo sofá, donde caben hasta 3 niños, o sino uno individual, con el personaje favorito del pequeño.
Cualquier personaje que a tu hijo le guste, como Bob Esponja, las Chicas Superpoderosas, el Hombre Araña, Mickey, o el que sea, se lo puede hacer  un puff para adornar el cuarto del niño, permitiéndoles relajarse  al usarlos por lo cómodos que son, arreglándose de la forma que se prefiera mientras se acomodan y él puff se acomoda al niño.
Al mismo tiempo, el uso de este tipo de puff resulta por demás ventajoso para los niños más inquietos, que resisten a sentarse aunque más no sea un momento para  estar tranquilos, puesto que gracias a los puffs experimentarán un gran cambio ya que no podrán resistirse a sentarse sobre un puff con su personaje favorito.

Puff, un nuevo concepto de descanso

Los salones de los hogares abrieron sus puertas a conceptos nuevos de descanso en los que manda la anatomía de nuestro cuerpo. De modo que las líneas rígidas cedieron paso a materiales más flexibles. Así, lejos de las tradicionales sillas o sillones de comedor, ahora se ha implementado en la mayoría de los hogares el uso del puff, término de origen francés, que representa una especie de asiento blando sin patas ni respaldo. Este objeto, tan original como práctico, nos propone una nueva forma de relax, ya que resultan perfectos para sumergirse en la lectura, ver la televisión, o, tan sólo, relajarse cuanto se desee.
El puff más popular es aquél que posee forma de pera, aunque  también los hay más rígidos.
La gama de colores en la que los podemos encontrar es, por demás, diversa. Pudiéndose adaptar fácilmente a cualquier espacio, ya que sirven como complemento de color.
En fin, podría decirse que los puff  tienen todas las de ganar, pues son fáciles de lavar, extremadamente cómodos, ampliamente funcionales y se los puede encontrar en infinidad de formas, siendo los más populares los que tienen forma de pera, con respaldar, las almohadas gigantes, sin forma clara, y los cuadrados.

Go to Top