Posts tagged puff

Puffs impermeables para exteriores

Los puffs no sólo son muy prácticos para incluir en la decoración del hogar, sino que también lucen muy bien para ser usados en exteriores, como terrazas y jardines. Para ello, bien podríamos elegir un modelo de puff impermeable, un asiento cómodo e informal para ser compartido con las visitas.
Gracias a su amplia variedad de tonos, le brindan al exterior de la casa un toque colorido y alegre, además de su excelente funcionalidad, pudiendo ser utilizados como cama o sillón para disfrutar de un momento  a pleno relax.
Los puffs impermeables, como están confeccionados en poliéster, resultan ideales para  ser usados en el exterior, puesto que su propiedad de impermeable impide que sean estropeados por las inclemencias del tiempo, como es el caso de las lluvias. De esta manera, el interior de los mismos permanecerá seco gracias a que el material especial con que están fabricados hace que el agua se resbale por encima, evitando así que se cuele la humedad.
En definitiva, los puffs conforman un asiento sumamente cómodo y relajante, en especial para aquellos que les agrada estar casi al ras del suelo con un sillón que se amolde a su medida.  De ahí que  los puff impermeables son la garantía de un buen momento al aire libre.

Imagen:

http://blog.mipuf.es/wp-content/uploads/2011/06/lounge-puff-impermeable-mipuf-extra-01.jpg

Los puffs de los ’70 siempre presentes

Otra vez, vuelven a estar de moda los tradicionales y enormes puffs de plástico rellenos de bolas de poliestireno, disponibles en colores flashy, que marcaban tendencia allá por la década del ‘70. Estos singulares puffs pueden ser colocados, según los gustos de cada uno, tanto en el salón como en las habitaciones de la casa. Inclusive, se los puede encontrar en las habitaciones de los hoteles.
Vale decir que los puffs se fueron modernizando, con la incorporación de los avances de las nuevas tecnologías, conforme a las exigencias del confort. De manera tal que, actualmente, solamente se los puede encontrar en tiendas de tendencia chic o especializadas.
El puff de los  70
El puff, ha sido inventado por diseñadores italianos, y se ha convertido en un ícono de la generación “Paz y amor”. Con las revueltas que se sucedieron en mayo de 1968, el puff irrumpe con ímpetu en el tradicional mobiliario de los padres, con la clara intención de ser la antítesis de todo lo existente hasta el momento, pues el puff carece de forma, es liviano, posee colores intensos y es básicamente asequible.
En la era psicodélica, el puff encajaba a la perfección con ese estilo de tapicerías con motivos por demás llamativos, en clara alusión a los populares estampados de la vestimenta hippy.
Relleno de  poliestireno
Por cierto, las perlas de poliestireno con los que estaban rellenos los puffs, les permitía  adaptarse a todo tipo de forma, marcando de ese modo toda una época. Actualmente, el puff gigante continúa usando esa especie de “arena” artificial, conformada por poliestireno expandido.
De todos modos, existen también otros materiales más modernos y ecológicos que los de aquella época, pero a su vez más livianos que están desplazando al ya clásico poliestireno. Hay marcas que emplean el estiroleno, un material reciclable, y otras que se valen de este material hinchable, produciendo así una extraña impresión de ligereza.

Imagen:

yeyedalua.blogspot.com

 

Puffs rústicos

En artículos anteriores, ya hemos hecho referencia del puff como complemento ideal al momento de dar personalidad y un toque original a una estancia. En esta ocasión,  vamos a hablar de un puff que, con tan sólo verlo, remite a la fría estación de invierno, pero que, a la vez, llena de calidez a cualquier habitación, permitiendo así  disfrutar de la sensación de pasar un momento relajante junto a una chimenea.
Nos referimos, básicamente, a los puffs rústicos que poseen una base hecha en madera, y que están forrados con mantas 100% lana vintage, remitiéndonos a las clásicas mantas que confeccionaban nuestras abuelas.
A pesar de su aspecto rústico, este tipo de puffs son bien artesanales, por lo que representan una pieza destacada en la decoración de nuestra casa, tanto por la calidad de los materiales con los que están confeccionados como por su acabado.
Se los puede conseguir en diferentes modelos y colores, conforme a nuestros gustos y preferencias, así como a distintos precios, de acuerdo al tipo de puff que se elija y las condiciones de fabricación del mismo, pues suelen ser más caros aquellos que están elaborados de manera artesanal. Vale aclarar que, al ser artesanales, no existirá un modelo igual a otro.
Este estilo de puff rústico resulta ideal para ser integrado en, valga la redundancia, una decoración tipo rústica, como por ejemplo en una casa rural  o cabaña provista de chimenea y suelos de madera. Hay algunos modelos que vienen con la manta que no puede ser separada del taburete, pues se halla totalmente integrada en él, siendo una complicación a la hora del aseo y mantenimiento.

Imagen:

http://www.idecoracion.net/imagenes/puf.jpg

Aspectos a considerar para comprar un puff

A la hora de comprar un puff, es necesario tener en cuenta, además de los gustos personales, cuál será  el objetivo final de éste. Por dar un ejemplo, para los más pequeños están disponibles en el mercado los modelos multiforma, los cuales suelen contar con costuras reforzadas y son sumamente fáciles de limpiar.
A su vez, es fundamental considerar el tamaño del puff en función al espacio disponible en la habitación donde irá a ser colocado. De este modo, para las habitaciones pequeñas resultan perfectos los modelos poltronas y pera pues cuentan con el beneficio de poder ser apilados unos encima de otros, tanto para hacer que rinda más el espacio como para la hora de la limpieza.
Los modelos multiformes son sumamente prácticos y funcionales, ya que puedes desde  llevarlos contigo a los paseos familiares o sencillamente usarlos para leer tu libro o revista favoritos.
Incluso hay puff dobles, que brindan un ambiente con un toque bien a la moda a cualquier estancia del hogar, como ser la sala de estudio o TV, así como también un área social decorativa u ornamentada. Siempre debes tener en cuenta que innovar es crear un estilo y moda propios.

Puff, confort para el hogar

Disfrutar de los asientos de su hogar no quiere decir que necesariamente deba encontrarse con sillas de respaldos, las cuales son, por su naturaleza, más tradicionales. Habitualmente, los fabricantes de mobiliario e incluso diversos diseñadores continúan buscando más variantes, pero a la vez hay quienes están encontrando el mejor modo de disfrutar de una experiencia bastante más informal a través del puff.
Conocer qué clases de puff  hay disponibles y saber de qué manera incorporarlos al mobiliario de su hogar, constituye el primer paso en la búsqueda look adecuado para su casa.
El mayor lujo de los puffs es, sin dudas, el gran nivel de confort que puede aportarle a la vivienda a través de un asiento cercano al suelo. De todas maneras, hay algunos puffs que permiten tener una posición un tanto superior, además de otros que son igual de altos que cualquier silla.
Además de invitar a un nuevo estilo de confort, le confieren al hogar una apariencia totalmente diferente. Por lo general, los puffs brindan un aspecto más informal. Aunque lo cierto es que es posible encontrar puffs para los diferentes entornos, tales como los dormitorios juveniles, los cuartos de niños o el salón del hogar.
Si lo que buscas es examinar el puff como un tipo de diseño distinto, se pueden hallar los más diversos estilos, ideales para ubicarlos  en una parte específica de la habitación donde se pretenda dar un aspecto más casual. Cabe destacar que la mayor parte de los puffs, están disponibles en una amplia variedad tanto de impresiones como de materiales.

Imagen:

http://4.bp.blogspot.com/-VeAQZRVQskw/TX6YkqSpw-I/AAAAAAAAAEU/F8q9mtKniFk/s1600/Fiacas.JPG

Sillones puff para mayor comodidad

Si te encuentras en la búsqueda de un mueble para la sala de visitas o el salón de tu hogar, o incluso para algún rincón exterior, al que necesitas dotarlo de confort y diseño, pues en realidad lo que precisas es un sillón puff. 
En el mercado hay una gran variedad de opciones, pudiendo elegir las que ofrece el sitio MiPuff.es. Así, encontramos modelos tan interesantes como atractivos, como es el caso del Sillón Puf Martina, el cual constituye la combinación perfecta entre un puff clásico y un sillón elegante. Este diseño, además de invitar al descanso, es capaz de aportar un toque refinado a cualquier estilo de decoración. Está disponible en colores rojo, negro, blanco, beige, chocolate, plata y dorado. Y como está hecho de polipiel de alta resistencia, resulta muy fácil de limpiar. Este tipo de sillones, se puede combinar a la perfección con reposapiés.
Mientras que si buscas algo de un estilo más contemporáneo, el Sillón Puf Eivissa es perfecto para ello. Posee forma de cubo y cuenta con una estética bastante singular, siendo ideal  para tu rincón de juegos
Por otro lado, si lo que te interesa es tener un sillón funcional y cómodo, entonces puedes inclinarte por la Colección Vancouver, compuesta por un sillón de un cuerpo o sofás de dos y tres plazas. Diseñados en inmaculado blanco, su estructura de madera maciza los tornan más que perfectos para ser usados al exterior.
No obstante, también puedes decantarte por un Puff Lounge, un modelo sumamente mullido y cómodo, el cual puede considerarse una pieza de auténtico lujo entre los puffs. La variedad de colores en los que están disponibles, así como la posibilidad de personalizarlos bordándoles los nombres que desees, lo convierten en el objeto apropiado para descansar.
Todas estas opciones son válidas para agregarle una cuota de confort y buen gusto a cualquier estancia del hogar. Y tú, ¿encontraste el modelo de puff que buscabas?

¿Cómo mantener mi puff?

Una de las cosas que no debemos dejar de lado si tenemos un puff en nuestro hogar es cómo mantenerlo limpio y en buenas condiciones. Esto es algo sumamente sencillo, pues sólo basta con limpiarlo provistos de un paño húmedo, de ese modo, nos aseguraremos la durabilidad de nuestro puff, luciendo siempre como el primer día.
Ahora bien, en caso de que accidentalmente se derramara algún líquido o alimento encima del puff, lo primero que debemos hacer es pasar un paño húmedo para retirar cualquier residuo que haya llegado a quedar. En caso que lo que haya sido derramado emana cierto hedor, lo más indicado es proveernos de algún desinfectante, por supuesto que sin cloro, para pasarlo sobre el puff con un paño mojado.
Por otra parte, en el supuesto caso de que se haya derramado ya sea líquido o comida sobre nuestro puff  sin que nosotros nos hayamos percatado de ello en el momento, hay dos opciones que podemos seguir. Por un lado, podemos proceder a vaciar el puff, quitándole la totalidad del relleno, para luego lavarlo en nuestra lavadora de ropa habitual, siempre que se trate de lona impermeable claro está; y secarlo al aire libre y volver a rellenarlo. Por el otro, podemos limpiar el puff con una esponja cargada con algún jabón neutro, sin precisar sacar el relleno,  para después pasarle un paño húmedo y dejarlo al aire libre durante un  par de horas.
Bajo ningún concepto debemos emplear disolventes de ningún tipo, blanqueadores, detergentes químicos ni productos que contengan cloro.
Además, debemos tener ciertas precauciones en el uso diario del puff. Básicamente,  no debemos colocarlo cerca de fuentes de calor o el fuego. Así como tampoco debemos  abrir los cierres, salvo que sea para el relleno o la limpieza respectiva del mismo.
Si seguimos al pie de la letra estos breves y sencillos pasos, la durabilidad de nuestro puff estará garantizada.

Imagen:

lidinhaceyrehace.blogspot.com

 

Puff deportivos

El fútbol representa, indiscutiblemente, una de las grandes pasiones que va más allá de cualquier frontera, pues se trata de uno de los deportes más reconocidos y que más seguidores tiene en todo el globo. Razón por la cual es  merecedor de tener su propio puff, siendo un auténtico objeto de deseo para todo aquél que guste de este deporte que despierta pasiones.
Por su tamaño y confortable diseño, es un modelo más que tentador para ser usado  como elemento de decoración juvenil, pero fundamentalmente como asiento para disfrutar de los mejores partidos.
El puff de fútbol, también puede servir como un excelente regalo, que puedes hacerle a algún amigo o familiar que sea un ferviente amante del balón. Pues además de su singular diseño, ofrece la mayor comodidad para sentarse a ver un partido.
Además de encontrarlo generalmente en dos tamaños, está la posibilidad de optar por personalizarlo, eligiendo la combinación de colores que más te guste o la que mejor se adapte al estilo decorativo de la estancia donde será ubicado, e incluso escogiendo los colores que pertenezcan a tu equipo. 
Este modelo, cuenta con la ventaja de poder ser usado para el exterior, por si prefieres disfrutar de los partidos de la Liga bajo al aire libre, ya sea en el jardín o en la terraza de tu casa.
Aparte del puff de fútbol, podemos encontrar una serie de “Puffs Deportivos”, los cuales están dedicados al tenis, al basket y al golf, representando todos ellos la forma más confortable y divertida de sentarse a disfrutar del deporte sentado frente al televisor. También, son utilizados con frecuencia para patrocinar eventos deportivos, puesto que se trata de elementos decorativos muy originales, divertidos y sumamente funcionales.

El puff según pasan los años

La introducción del asiento otomano en América se produjo recién hacia fines del siglo XIX, de la mano de la empresa Herter Brothers, la cual entre 1881 y 1882 fabricó una serie de muebles compuesta por un sillón individual con apoyabrazos, una silla y un asiento otomano. De esta forma, dicho conjunto estaría anticipando lo que sería tendencia luego en los diseños tradicionales del siglo XX, pues las sillas o sillones vendrían acompañados por un asiento otomano.
Los años del pop trajeron consigo una gran renovación del mobiliario, cuyo mayor exponente fue el movimiento italiano Anti-Design, el cual tuvo lugar entre los años 1965 y 1976 y que significó una verdadera rebelión contra el modernismo y el funcionalismo alemán. Dicho movimiento, se encontraba enmarcado dentro de un fenómeno más amplio al que podría llamarse la “anticultura”, en el cual se inscriben a su vez otros movimientos artísticos que utilizan nuevos materiales y que aparecen como una clara reacción contra las formas geométricas; como es el caso del movimiento de la “antiforma” o process art. El Anti-Design, al igual que tales movimientos, empleó nuevos materiales, como el acero, cromo, plástico y fibra de vidrio, así como novedosas técnicas de rellenado, que significaron una verdadera revolución en materia de sofás, puffs y sillas.
Particularmente, el pop toma el PVC, surgiendo de ese modo los sillones, almohadones y lámparas inflables. Algunos de los muebles de esa época que resultaron más novedosos son el sillón “Bocca“, la silla inflable “Blow” y el Sillón libro, dotado de estructura metálica y “páginas” plásticas.
El sillón que actualmente es conocido como fiaca, que consiste en un asiento blando y grande de vinilo relleno de poliuretano expandido, surgió también por esos años en Italia, con el Anti-Design como trasfondo, y recibía el nombre de “Poltrona sacco”. Originalmente tenía forma de “pera” y había sido diseñado entre 1968-1969 de manera conjunta por Piero Gatti, Francesco Teodoro y Cesare Paolini para la empresa Zanotta.

Imagen:

http://www.leatherform.com/imgprodotti/contemporaries/img/dido_big.jpg

Orígenes del puff: El asiento otomano

El puff puede ser definido como un  asiento bajo, desprovisto de respaldo, de características generalmente blandas y con relleno. Según la historia, el puff ha sido  introducido en Europa durante el siglo XVIII desde Turquía que, acompañados por un cojín, constituían el elemento central de los asientos domésticos. De ahí también viene el hecho de que comúnmente se los conozca como “asiento otomano”.
Sus orígenes se pueden remontar a los pequeños bancos individuales, además de los apoyapiés que normalmente acompañaban a los sillones. Cabe señalar que los apoyapiés tallados, dorados y tapizados han sido objetos típicos del estilo decorativo Luis XV, allá por los años 1700 y 1760.
También, puede hablarse de una cierta vinculación entre la expansión de los asientos otomanos en el continente europeo y la literatura. Pues bien vale decir que dichos asientos han sido popularizados por medio del Poema Don Juan, obra de Lord Byron (1819-1824).
Según puede leerse en las grandes enciclopedias, durante la época victoriana temprana, las mujeres solían tomar sus ideas de decoración de la literatura popular, tal como ocurrió con el personaje de Don Juan, el cual sirvió de ayuda para que el asiento otomano se transformara en una pieza típica del mobiliario de estilo victoriano.
Previo al reinado de Victoria, otomano era un término usado como sinónimo de diván. Conocido además como sofá turco, el asiento otomano era en sus orígenes un asiento bajo y acolchado lo suficientemente espacioso como para que cupieran en él varias personas a la vez, y que era colocado por costumbre en los rellanos de escaleras o espacios de descanso similares. Recién al final de la estética victoriana, sería transformado en un accesorio imprescindible de los confortables rincones turcos. Pero la historia no quedaría allí.

Imagen:

vctryblogger.blogspot.com

Go to Top