Anteriormente hemos hablado de hacer puffs con camisetas. Gracias a esta idea y escogiendo el tejido que queramos se pueden crear puffs diferentes que podemos repartir por nuestro hogar. O, incluso, regalarlo a un ser querido.

Los materiales que necesitarás en resumidas cuentas son los siguientes:

  • Máquina de coser
  • Relleno (elige entre pelotas de polietileno, polifón, gomaespuma…)
  • Varios triángulos (mejor unos 6) de tela de la misma medida (elige el diseño que quieras, aquí es le darás tu toque personal)
  • Eso sí, necesitarás un círculo de tela que te servirá de base
Ahora solo tienes que empezar a coser las telas y darle la forma que prefieras.
Normalmente es más fácil optar por una forma redondeada para no complicar demasiado la maniobra.
Es por ello que para fabricar un puff utilizando estos materiales lo más ergonómico es dejarlo redondo. Si intentas coser una tela más grande que la otra puede reventar cuando alguien eche su peso encima o bien quedar un trozo de tela sin suficiente relleno.
Si quieres hacer un tipo de puff más sólido entonces necesitarás algo más pesado como, por ejemplo, dos neumáticos.
Dedicaremos en exclusiva otro artículo para explicar cómo puedes elaborar un puff sólido con ¡dos neumáticos!
Ya sabes, si tienes por ahí dos neumáticos pinchados, ponles un parche y podrás convertirlos en un puff.