El puff pera es el accesorio perfecto para habitaciones infantiles y juveniles, e incluso  para viviendas pequeñas, pues su base ocupa muy poco espacio. Por ello, en esta oportunidad te daremos los pasos necesarios para confeccionar tu propio puff pera.
En cuanto a los materiales, precisarás: tela (lona, cuero, tela para tapizar, etc), la que tu elijas; fundas para puffs o bolsas de plástico para el relleno, dos cierres, aguja, hilo y una tijera.
Para el armado de tu puff pera, debes confeccionar dos fundas, una externa con la tela que has escogido y una interna con lienzo. Para ello, debes tener en cuenta las medidas: 1,30 metros de altura, 35 centímetros de base y 20 centímetros la parte superior. Recuerda que, al cortar la tela, tienes que dejar cinco centímetros para las costuras.
Comienza realizando la funda de lienzo, para lo cual necesitarás cortar cuatro gajos del mismo tamaño. Luego procede a cortar la base inferior y la superior, colocando un cierre en esta última, para que después puedas rellenarlo.
Para empezar a armarlo, necesitas coser las cuatro partes de los gajos a la base superior. Después, debes coser los laterales de los gajos y, por último, cóselo a la parte inferior, para que quede bien armado.
Para la funda, sigue el mismo procedimiento, pero ten en cuenta que el cierre debes colocarlo en la parte de abajo y no así en la de arriba. Para finalizar, rellena el puff y coloca el lienzo en el interior del forro.
Puedes rellenar el puff con el material que desees, como pedacitos de esponja, telgopor, lana, recortes de telas, guata, o ropa que ya no uses.
En fin, ésta es sólo una idea que puedes usar para fabricar tu propio puff pera, aunque por supuesto que puedes buscar lo que mas te guste y lo que te resulte mas económico.