Si a tu padre es de los que le gusta decorar la casa y son cuidadosos con todo tipo de detalles, ¿por qué no pruebas a regalarle un puff?

No todos los puffs tienen que ser coloridos o de estilo femenino. Hay puffs de todo tipo y, por supuesto, también están adaptados a ellos.

Cortes más clásicos, colores más neutros y elegantes que vestirán con su personalidad su dormitorio o el salón. Sobre todo si tu padre vive solo y, por cualquier motivo, se ha mudado recientemente sería la ocasión ideal para regalarle algo práctico.

Colores marrones, ocres, cuadrados, redondeados… los hay de todo tipo.

Si tu padre nunca ha probado la comodidad que proporciona un puff ahora es el momento de enseñárselo. Además, si tu padre es un apasionado de la lectura y dedica horas y horas a leer seguro que considerará el puff que le has regalado como su rincón personal de paz y tranquilidad.

 

 

VN:F [1.9.13_1145]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)