La decoración en cualquier oficina o espacio de trabajo es sumamente importante, no sólo para quienes allí trabajan, sino también para los visitantes y los clientes. Por lo que además de ser agradable a la vista es necesario que transmita la sensación de encontrarse en un espacio cómodo, donde se respire bienestar y confort por doquier. Y para ello, qué mejor que optar por los puff para ambientar la oficina.
Lograr el justo equilibrio entre el estilo o los estilos decorativos que elijamos, servirá para revelar nuestra esencia, pues los visitantes se armarán una imagen nuestra en función a lo que ven y a lo que el espacio les transmite.
Una buena opción es decantarnos por el estilo clásico, empleando tonos tostados y colores tierra, para conseguir darle un toque de sobriedad y elegancia al lugar. Para eso, podemos inclinarnos por los taburetes para dar un detalle de color a la sala de espera.
También, nos podemos inclinar por un estilo un tanto más contemporáneo y funcional, haciendo uso de materiales más metálicos. En este caso, el color gris posee un papel destacado puesto que se trata de un color muy fácil de combinar, que es muy útil para  amplificar los espacios. Cualquiera sea el puff que elijamos, se verá bien en cada rincón. De ese modo, podemos colocar una mesa tubular, que puede servir tanto para la cafetería como para poner una pequeña sala de reuniones, sin sillas.
Otra variante es optar por el tradicional Puff Pera, el cual brindará un detalle sencillo  de color, ideal para dejarse caer en él en un momento de tensión o incluso para dar el broche de oro en la decoración de un despacho.

VN:F [1.9.13_1145]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)