Tipos de Puff

Distintos modelos de puff cubo

El Puff Cubo constituye, sin dudas, uno de los grandes protagonistas, tanto de los espacios de ocio como de trabajo. Aquellos que gusten de las formas básicas, aparte del puff redondo, el cuadrado es una gran elección, ya que se lo puede conseguir en una amplia gama de colores e incluso con letras sobreimpresas o símbolos más actuales.
Por su forma, este asiento también puede ser utilizado como mobiliario auxiliar, ya sea como reposapiés a una mesa polivalente, que se puede colocar en cualquier rincón, o sino como pieza central de la decoración del hogar.
Los hay de todos colores, desde tonos neutros como blanco, negro o beige hasta colores más intensos como el naranja, verde o fucsia.
También, se puede optar por transformar el cubo en un Pufcedario con la letra del abecedario que uno elija, lo cual nos permite realizar un buen regalo, obsequiándole a alguien un puff con la inicial de su nombre, o pudiendo optar por uno con las vocales o las letras preferidas para poder aprender de manera divertida. Este tipo de puff, viene muy bien en espacios educativos, como por ejemplo una guardería, una granja escuela o algún negocio infantil, pues constituye una excelente alternativa para incluir en la decoración, crear ambiente y ofrecer confort.
Otra gran opción es regalarle a quien elijas un puff cubo con un mensaje cifrado, realizando un juego de pistas para que pueda descubrir aquello que pretendes transmitirle.
Por otro lado, si la persona a la que deseas agasajar es una asidua usuaria de Twitter, o incluso tiene un negocio relacionado con Internet y las redes sociales, nada mejor que optar por el Puf Tuitero, cuyos lados se pueden personalizar con el  nickname o con cualquier símbolo tweet, como por ejemplo: @, RT, #, FT, FF.

Puff cama para un buen descanso

Es bastante común que en algunas ocasiones algún familiar que se halla de paseo o un amigo se quede a dormir en casa, por lo que brindarle un sitio donde poder acostarse se vuelve en ciertos casos una verdadera complicación, en especial cuando no contamos con el espacio suficiente en nuestra casa. Por ese motivo, qué mejor que optar por adquirir un puff cama, un modelo por demás ingenioso que cumple doble función.
Los puff son verdaderamente cómodos, ocupan poco lugar y quedan de maravillas en cualquier estancia. Por eso, es difícil encontrar alguien a quien no le gusten los puff. Pero en este caso, además de tener un puff, el mismo hará las veces de cama auxiliar. Una solución práctica y funcional, como pocas.
Estos puffs tan originales los podemos conseguir por ejemplo a través de la empresa MiPuff.es, la cual se dedica a la fabricación y el diseño de toda clase de puffs.
El puff cama es sumamente cómodo, por lo que podremos descansar en él de forma satisfactoria o usarlo de auxiliar cuando tengamos invitados. En cualquiera de los casos, un dato importante es que jamás deja cumplir su función de elemento decorativo.
El puff cama convertible adopta tres posiciones distintas: sillón, cama y puff. Cualquiera sea la posición que adquiera siempre va a ser una pieza muy bien amortizada, tanto en una casa como en un hotel.

Puffs funcionales y decorativos

Los puffs, conforme a nuestras necesidades, pueden ser funcionales, porque son útiles para realizar diferentes tareas, como ver televisión o usarlos en mesas bajas; o decorativos, por su nivel de adaptabilidad, diseños y colores.
Desde su forma original, el puff ha cambiado y evolucionado mucho con el transcurso del tiempo. Por lo que actualmente es posible hallar puffs de casi cualquier forma y de diferentes materiales.
Entre los más populares, podemos destacar el puff con forma de pera, confeccionado comúnmente con polipiel y rellenos con poliestireno expandido. Este modelo, ha sido pensado para poder apoyar la espalda y, de ese modo, brindar un descanso mejor.
También, encontramos el puff cubo que, al igual que el puff redondo o cilíndrico, ha sido creado básicamente  para decorar, pues posee una estructura mucho más rígida que el anterior.
Más allá de los modelos antes mencionados, existen otros mucho más elegantes y sofisticados, con diseños ideales para ser ubicados en salas y demás sitios de similar estilo.
Además, están los puff XL, cuyas grandes dimensiones permiten ser usados, al mismo tiempo, como asiento y como cama.
Así como hay muchas clases de puff, las mismas se pueden encontrar en muchos colores, con cualquier tipo de diseño y forma, para satisfacer todos los gustos, y también con motivos distintos, como deportivos, infantiles, etc.
En definitiva, los puff son complementos decorativos verdaderamente completos, que ofrecen comodidad y estilo para todo tipo de espacios.

Imagen:

vctryblogger.blogspot.com

 

Un puff para cada estilo de hogar

Existen diferentes maneras para realizar la decoración de la casa, lo que nos permite crear una estancia en base a un cierto estado de ánimo y a un determinado nivel de relajación. Para ello, si lo que buscamos es crear un estilo moderno, nada mejor que escoger los puffs, los cuales le brindarán al ambiente un aspecto distinto, además de una forma relajante de distribuir los muebles en el hogar.
Al momento de comenzar a mirar los distintos tipos de puffs que existen, será necesario comenzar la búsqueda por aquellos que sabemos que va a encajar con la decoración de nuestra casa.
Lo primero en principal es decidir el tamaño de puff que queremos. La mayoría de los puffs están disponibles en diversos tamaños para distintas necesidades, sobre todo, en tamaño pequeño para los niños y regular para los adultos. En base a este elemento al que podríamos definir como básico, podemos de ese modo decidir acerca de lo que va a encajar mejor con el resto del mobiliario de nuestra habitación, por ejemplo. También, tendremos que definir cuál es el color que nuestro puff.
Lo bueno de los puffs es que pueden ser, a la vez, funcionales y decorativos. Funcionales, porque pueden ser usados para cualquier cosa, como por ejemplo mirar televisión, leer, emplearlos en mesas bajas, o inclusive para descansar los pies y relajarse. Al mismo tiempo, por sus diseños y colores, los puffs pueden ser decorativos, pues de acuerdo al estilo del espacio donde será ubicado, puede adquirirse el puff perfecto.
En fin, además de aportar una cuota de estilo a nuestro hogar, los puffs representan un mueble cómodo para sentarnos, para lanzarnos a leer o escuchar música, según nuestras preferencias.

Puff XL

Los puffs XL constituyen una buena alternativa del mobiliario contemporáneo, que han surgido de la necesidad de poder disponer de un espacio muy maleable, además de  permitir que las personas pudieran hallar una opción completamente diferente a, por ejemplo, los muebles tradicionales o a las mecedoras.
Esta clase de adaptaciones suelen ser en muchas casas el único mobiliario existente, por lo que no resultaría descabellado pensar que de a poco se va a ir imponiendo paulatinamente.
Normalmente, un puff presenta un aspecto bastante desgarbado, debido precisamente al tipo de materiales que posee de relleno, de modo que es ideal para ser usado en cualquier circunstancia, lo cual lo transforma de por sí en un accesorio más de la decoración funcional.
Los puffs, están disponibles en diversos colores y tamaños, que van desde los más pequeños, que pueden caber en espacios sumamente reducidos, hasta los más grandes, que pueden ser usados de centro.
Para poder acomodar un puff de la forma que a uno le resulte más conveniente, solamente hay que pensar en la sensación de oportunismo y confort que mucha gente quiso experimentar desde siempre en función a sus gustos decorativos específicos, de manera que puedan dejar librada al azar a su imaginación. Por consiguiente, esta clase de mobiliario puede ser un excelente auxiliar  si se conecta el gran número de ideas que las personas pretenden adaptar a su singular cotidianidad, aguardando efectivamente que exista una interesante combinación de alternativas de movilización que las asocien automáticamente con la singularidad.
Por ejemplo, los puff pueden ser usados para tenerlos junto a la cama o bien como reemplazantes de una mesa de cómputo, en caso que disponer de algún computador; o de un simple escritorio. Para aquellos que tienen la costumbre de comer o disfrutar de alguna bebida en la cama, la mesa de noche puede quedar relegada  ya que los puffs les pueden brindar ayuda a las personas que lo requieran.
Si optamos por los puffs de mayor amplitud en comparación con el área de descanso, éstos pueden ser usados como auxiliar de la cama  o para apoyar los pies, para que podamos poseer la sensación de tener una silla extra grande.

Fabrica tu propio puff pera

El puff pera es el accesorio perfecto para habitaciones infantiles y juveniles, e incluso  para viviendas pequeñas, pues su base ocupa muy poco espacio. Por ello, en esta oportunidad te daremos los pasos necesarios para confeccionar tu propio puff pera.
En cuanto a los materiales, precisarás: tela (lona, cuero, tela para tapizar, etc), la que tu elijas; fundas para puffs o bolsas de plástico para el relleno, dos cierres, aguja, hilo y una tijera.
Para el armado de tu puff pera, debes confeccionar dos fundas, una externa con la tela que has escogido y una interna con lienzo. Para ello, debes tener en cuenta las medidas: 1,30 metros de altura, 35 centímetros de base y 20 centímetros la parte superior. Recuerda que, al cortar la tela, tienes que dejar cinco centímetros para las costuras.
Comienza realizando la funda de lienzo, para lo cual necesitarás cortar cuatro gajos del mismo tamaño. Luego procede a cortar la base inferior y la superior, colocando un cierre en esta última, para que después puedas rellenarlo.
Para empezar a armarlo, necesitas coser las cuatro partes de los gajos a la base superior. Después, debes coser los laterales de los gajos y, por último, cóselo a la parte inferior, para que quede bien armado.
Para la funda, sigue el mismo procedimiento, pero ten en cuenta que el cierre debes colocarlo en la parte de abajo y no así en la de arriba. Para finalizar, rellena el puff y coloca el lienzo en el interior del forro.
Puedes rellenar el puff con el material que desees, como pedacitos de esponja, telgopor, lana, recortes de telas, guata, o ropa que ya no uses.
En fin, ésta es sólo una idea que puedes usar para fabricar tu propio puff pera, aunque por supuesto que puedes buscar lo que mas te guste y lo que te resulte mas económico.

Puff, un nuevo concepto de descanso

Los salones de los hogares abrieron sus puertas a conceptos nuevos de descanso en los que manda la anatomía de nuestro cuerpo. De modo que las líneas rígidas cedieron paso a materiales más flexibles. Así, lejos de las tradicionales sillas o sillones de comedor, ahora se ha implementado en la mayoría de los hogares el uso del puff, término de origen francés, que representa una especie de asiento blando sin patas ni respaldo. Este objeto, tan original como práctico, nos propone una nueva forma de relax, ya que resultan perfectos para sumergirse en la lectura, ver la televisión, o, tan sólo, relajarse cuanto se desee.
El puff más popular es aquél que posee forma de pera, aunque  también los hay más rígidos.
La gama de colores en la que los podemos encontrar es, por demás, diversa. Pudiéndose adaptar fácilmente a cualquier espacio, ya que sirven como complemento de color.
En fin, podría decirse que los puff  tienen todas las de ganar, pues son fáciles de lavar, extremadamente cómodos, ampliamente funcionales y se los puede encontrar en infinidad de formas, siendo los más populares los que tienen forma de pera, con respaldar, las almohadas gigantes, sin forma clara, y los cuadrados.

Go to Top