Tipos de Puff

Los puffs de los ’70 siempre presentes

Otra vez, vuelven a estar de moda los tradicionales y enormes puffs de plástico rellenos de bolas de poliestireno, disponibles en colores flashy, que marcaban tendencia allá por la década del ‘70. Estos singulares puffs pueden ser colocados, según los gustos de cada uno, tanto en el salón como en las habitaciones de la casa. Inclusive, se los puede encontrar en las habitaciones de los hoteles.
Vale decir que los puffs se fueron modernizando, con la incorporación de los avances de las nuevas tecnologías, conforme a las exigencias del confort. De manera tal que, actualmente, solamente se los puede encontrar en tiendas de tendencia chic o especializadas.
El puff de los  70
El puff, ha sido inventado por diseñadores italianos, y se ha convertido en un ícono de la generación “Paz y amor”. Con las revueltas que se sucedieron en mayo de 1968, el puff irrumpe con ímpetu en el tradicional mobiliario de los padres, con la clara intención de ser la antítesis de todo lo existente hasta el momento, pues el puff carece de forma, es liviano, posee colores intensos y es básicamente asequible.
En la era psicodélica, el puff encajaba a la perfección con ese estilo de tapicerías con motivos por demás llamativos, en clara alusión a los populares estampados de la vestimenta hippy.
Relleno de  poliestireno
Por cierto, las perlas de poliestireno con los que estaban rellenos los puffs, les permitía  adaptarse a todo tipo de forma, marcando de ese modo toda una época. Actualmente, el puff gigante continúa usando esa especie de “arena” artificial, conformada por poliestireno expandido.
De todos modos, existen también otros materiales más modernos y ecológicos que los de aquella época, pero a su vez más livianos que están desplazando al ya clásico poliestireno. Hay marcas que emplean el estiroleno, un material reciclable, y otras que se valen de este material hinchable, produciendo así una extraña impresión de ligereza.

Imagen:

yeyedalua.blogspot.com

 

Puffs rústicos

En artículos anteriores, ya hemos hecho referencia del puff como complemento ideal al momento de dar personalidad y un toque original a una estancia. En esta ocasión,  vamos a hablar de un puff que, con tan sólo verlo, remite a la fría estación de invierno, pero que, a la vez, llena de calidez a cualquier habitación, permitiendo así  disfrutar de la sensación de pasar un momento relajante junto a una chimenea.
Nos referimos, básicamente, a los puffs rústicos que poseen una base hecha en madera, y que están forrados con mantas 100% lana vintage, remitiéndonos a las clásicas mantas que confeccionaban nuestras abuelas.
A pesar de su aspecto rústico, este tipo de puffs son bien artesanales, por lo que representan una pieza destacada en la decoración de nuestra casa, tanto por la calidad de los materiales con los que están confeccionados como por su acabado.
Se los puede conseguir en diferentes modelos y colores, conforme a nuestros gustos y preferencias, así como a distintos precios, de acuerdo al tipo de puff que se elija y las condiciones de fabricación del mismo, pues suelen ser más caros aquellos que están elaborados de manera artesanal. Vale aclarar que, al ser artesanales, no existirá un modelo igual a otro.
Este estilo de puff rústico resulta ideal para ser integrado en, valga la redundancia, una decoración tipo rústica, como por ejemplo en una casa rural  o cabaña provista de chimenea y suelos de madera. Hay algunos modelos que vienen con la manta que no puede ser separada del taburete, pues se halla totalmente integrada en él, siendo una complicación a la hora del aseo y mantenimiento.

Imagen:

http://www.idecoracion.net/imagenes/puf.jpg

La inclusión del puff en el mobiliario del hogar

Los puffs grandes constituyen una buena opción dentro del mobiliario contemporáneo, los cuales surgieron ante la necesidad de poder disponer de un espacio por demás  flexible e incluso para encontrar una alternativa completamente diferente a los clásicos muebles, como por ejemplo las mecedoras.
Esta clase de adaptaciones representan dentro de la configuración de muchos hogares, en especial apartamentos, el único mobiliario existente, y no es de extrañar que este estilo decorativo se vaya imponiendo de a poco en todas las casas, más que nada por la comodidad que brindan los puffs, que poseen gran adaptabilidad y que nos permiten descansar plácidamente en contacto cercano con el suelo.
Por lo general, los puffs  poseen un aspecto un tanto desgarbado, lo cual se debe a los materiales con los que están rellenos, que los convierten en el accesorio ideal para ser usado en cualquier circunstancia.
Para acomodar un puff del modo más conveniente, sólo basta con pensar  en la libertad que permite experimentar en función a las intenciones decorativas específicas de cada persona, dando lugar por supuesto al uso de la imaginación. El mobiliario de este tipo, puede ser un auxiliar estupendo por las alternativas de movilización y de uso, conectadas básicamente por la singularidad.
Si deseamos, por ejemplo, ubicarlo junto a la cama, el puff puede servir como un buen reemplazante de un escritorio o una mesa de noche. También, puede ser usado para darle mayor amplitud al área de descanso, pudiendo arrimarlo a la parte más externa o última de la cama para disfrutar de la sensación de disponer de una silla extra grande.

Imagen:

http://www.idecoracion.net/imagenes/puffs.jpg

Aspectos a considerar para comprar un puff

A la hora de comprar un puff, es necesario tener en cuenta, además de los gustos personales, cuál será  el objetivo final de éste. Por dar un ejemplo, para los más pequeños están disponibles en el mercado los modelos multiforma, los cuales suelen contar con costuras reforzadas y son sumamente fáciles de limpiar.
A su vez, es fundamental considerar el tamaño del puff en función al espacio disponible en la habitación donde irá a ser colocado. De este modo, para las habitaciones pequeñas resultan perfectos los modelos poltronas y pera pues cuentan con el beneficio de poder ser apilados unos encima de otros, tanto para hacer que rinda más el espacio como para la hora de la limpieza.
Los modelos multiformes son sumamente prácticos y funcionales, ya que puedes desde  llevarlos contigo a los paseos familiares o sencillamente usarlos para leer tu libro o revista favoritos.
Incluso hay puff dobles, que brindan un ambiente con un toque bien a la moda a cualquier estancia del hogar, como ser la sala de estudio o TV, así como también un área social decorativa u ornamentada. Siempre debes tener en cuenta que innovar es crear un estilo y moda propios.

Ventajas de los puffs

No hay dudas de que los puffs son los asientos de moda por excelencia, pues su forma inspirada en la idea de una gran almohada da la sensación de confort extremo.
Entre sus principales ventajas se encuentran que se los puede conseguir en diferentes tamaños, son fáciles de lavar ya que están hechos en cuero o plástico, resultan perfectos para apartamentos de jóvenes, ocupan poco lugar, se amoldan con facilidad a la fisonomía del cuerpo, hay modelos más cómodos que tienen respaldo, pueden utilizarse tanto dentro como fuera de la vivienda, y hasta hay modelos especiales para los más pequeños.
En el caso de los niños, los puffs pueden ser usados tanto para sentarse como acostare, al tiempo que hacen las veces de juguetes porque sus formas atraen la atención de los más pequeños y los invitan a jugar.
En cuanto a los colores, los que marcan tendencia son los brillantes, pues cargan de energía al ambiente. Los verdes y amarillos se encuentran entre los más demandados y son capaces de otorgar un toque distinto a cualquier ambiente tradicional o muy clásico.
Incluso, hay puff más sofisticados, en forma de sillón o sillas, para espacios más elegantes. Los de lona, por su parte, resultan ideales para decorar el jardín y alrededor de la piscina, pues se pueden mojar sin problemas ya que tan sólo  con un paño húmedo se pueden  limpiar  y quitarle  todas las manchas.
Lucen de maravillas en los hogares en los que predomina una decoración moderna y sencilla, siendo un complemento más que interesante para incorporar a salones o cuartos personales que dispongan de poca decoración o que los colores sean pasteles o suaves puesto que una de las mejores formas de colocar un puff es destacando su estructura.

Imagen:

http://todosloscomo.com/wp-content/uploads/2011/12/puffs.jpg

Puff, confort para el hogar

Disfrutar de los asientos de su hogar no quiere decir que necesariamente deba encontrarse con sillas de respaldos, las cuales son, por su naturaleza, más tradicionales. Habitualmente, los fabricantes de mobiliario e incluso diversos diseñadores continúan buscando más variantes, pero a la vez hay quienes están encontrando el mejor modo de disfrutar de una experiencia bastante más informal a través del puff.
Conocer qué clases de puff  hay disponibles y saber de qué manera incorporarlos al mobiliario de su hogar, constituye el primer paso en la búsqueda look adecuado para su casa.
El mayor lujo de los puffs es, sin dudas, el gran nivel de confort que puede aportarle a la vivienda a través de un asiento cercano al suelo. De todas maneras, hay algunos puffs que permiten tener una posición un tanto superior, además de otros que son igual de altos que cualquier silla.
Además de invitar a un nuevo estilo de confort, le confieren al hogar una apariencia totalmente diferente. Por lo general, los puffs brindan un aspecto más informal. Aunque lo cierto es que es posible encontrar puffs para los diferentes entornos, tales como los dormitorios juveniles, los cuartos de niños o el salón del hogar.
Si lo que buscas es examinar el puff como un tipo de diseño distinto, se pueden hallar los más diversos estilos, ideales para ubicarlos  en una parte específica de la habitación donde se pretenda dar un aspecto más casual. Cabe destacar que la mayor parte de los puffs, están disponibles en una amplia variedad tanto de impresiones como de materiales.

Imagen:

http://4.bp.blogspot.com/-VeAQZRVQskw/TX6YkqSpw-I/AAAAAAAAAEU/F8q9mtKniFk/s1600/Fiacas.JPG

Puffs para cada lugar y ocasión

Hay puffs para cada lugar y ocasión. Por ejemplo, los sillones puff o puff cubo, rellenos de espuma y con base de madera, están confeccionados básicamente con fines decorativos. Por algo, es muy común verlos en las decoraciones de bodas u otro tipo de eventos al aire libre. Así los encontramos en tonos blanco, negro, rojos y marrones. Lucen muy bien junto con las mesas, en los denominados livings de exterior, ya que sirven para crear ambientes íntimos. Son elegantes, y se pueden usar también como adorno en locales de comida oriental, combinándolos con mesas bajas, fiel a su estilo.
Hay otros modelos de puff, mucho más grandes, que resultan súper relajantes. Todos los tipos de sillones puff que existen, vienen en todos los colores, incluso los podemos mandar a hacer con un tapicero según nuestros gustos.  También, podemos elegir hacerlos nosotros mismos, tan solo tenemos que contar con los materiales adecuados, como la tela, el liencillo, el relleno de poliestireno expandido, cierres e hilo. El liencillo es para que sea más resistente, aunque sino podemos elegir hacerlo solamente con la tela exterior. Para las fundas exteriores lo más conveniente es optar por telas resistentes, como por ejemplo tela de jeans, cuerina, gabardina o, aunque un tanto más delicada, pana.
De esta forma, los sillones puff nos permitirán crear espacios sin igual, por demás armónicos y muy estéticos, con distintas combinaciones de formas y colores, así como de estilos y tendencias.

Sillones puff para mayor comodidad

Si te encuentras en la búsqueda de un mueble para la sala de visitas o el salón de tu hogar, o incluso para algún rincón exterior, al que necesitas dotarlo de confort y diseño, pues en realidad lo que precisas es un sillón puff. 
En el mercado hay una gran variedad de opciones, pudiendo elegir las que ofrece el sitio MiPuff.es. Así, encontramos modelos tan interesantes como atractivos, como es el caso del Sillón Puf Martina, el cual constituye la combinación perfecta entre un puff clásico y un sillón elegante. Este diseño, además de invitar al descanso, es capaz de aportar un toque refinado a cualquier estilo de decoración. Está disponible en colores rojo, negro, blanco, beige, chocolate, plata y dorado. Y como está hecho de polipiel de alta resistencia, resulta muy fácil de limpiar. Este tipo de sillones, se puede combinar a la perfección con reposapiés.
Mientras que si buscas algo de un estilo más contemporáneo, el Sillón Puf Eivissa es perfecto para ello. Posee forma de cubo y cuenta con una estética bastante singular, siendo ideal  para tu rincón de juegos
Por otro lado, si lo que te interesa es tener un sillón funcional y cómodo, entonces puedes inclinarte por la Colección Vancouver, compuesta por un sillón de un cuerpo o sofás de dos y tres plazas. Diseñados en inmaculado blanco, su estructura de madera maciza los tornan más que perfectos para ser usados al exterior.
No obstante, también puedes decantarte por un Puff Lounge, un modelo sumamente mullido y cómodo, el cual puede considerarse una pieza de auténtico lujo entre los puffs. La variedad de colores en los que están disponibles, así como la posibilidad de personalizarlos bordándoles los nombres que desees, lo convierten en el objeto apropiado para descansar.
Todas estas opciones son válidas para agregarle una cuota de confort y buen gusto a cualquier estancia del hogar. Y tú, ¿encontraste el modelo de puff que buscabas?

Puffs para ambientar la oficina

La decoración en cualquier oficina o espacio de trabajo es sumamente importante, no sólo para quienes allí trabajan, sino también para los visitantes y los clientes. Por lo que además de ser agradable a la vista es necesario que transmita la sensación de encontrarse en un espacio cómodo, donde se respire bienestar y confort por doquier. Y para ello, qué mejor que optar por los puff para ambientar la oficina.
Lograr el justo equilibrio entre el estilo o los estilos decorativos que elijamos, servirá para revelar nuestra esencia, pues los visitantes se armarán una imagen nuestra en función a lo que ven y a lo que el espacio les transmite.
Una buena opción es decantarnos por el estilo clásico, empleando tonos tostados y colores tierra, para conseguir darle un toque de sobriedad y elegancia al lugar. Para eso, podemos inclinarnos por los taburetes para dar un detalle de color a la sala de espera.
También, nos podemos inclinar por un estilo un tanto más contemporáneo y funcional, haciendo uso de materiales más metálicos. En este caso, el color gris posee un papel destacado puesto que se trata de un color muy fácil de combinar, que es muy útil para  amplificar los espacios. Cualquiera sea el puff que elijamos, se verá bien en cada rincón. De ese modo, podemos colocar una mesa tubular, que puede servir tanto para la cafetería como para poner una pequeña sala de reuniones, sin sillas.
Otra variante es optar por el tradicional Puff Pera, el cual brindará un detalle sencillo  de color, ideal para dejarse caer en él en un momento de tensión o incluso para dar el broche de oro en la decoración de un despacho.

La versatilidad del puff cubo

El Puff Cubo, es uno de los modelos de puff más elegidos debido a la  gran variedad de posibilidades de uso que supone, sin límite alguno en cuanto a su ubicación y a la combinación de colores y de formas.
Sus líneas básicas, le confieren una estética neutral, que de algún modo potencia su funcionalidad, convirtiéndolo en una pieza fundamental en cualquier estancia, ya sea doméstica, de trabajo o de ocio.
Hoy en día, si hay algo que sobra es la necesidad imperante de optimizar el espacio de las viviendas a través de la búsqueda de mobiliario al cual se le pueda sacar el mejor provecho, esto es, que tenga diversos usos y que, a su vez, pueda trasladarse con facilidad, guardarse e inclusive apilarse. Todas estas condiciones las reúne el Puff Cubo, por lo que representa una gran inversión que no debemos dejar pasar. 
No interesa el estilo que muestra tu hogar, ni los tonos que prevalecen en tu oficina, ni nada. Cualquiera sea el escenario del que se trate, nada combina mejor que un Puff Cubo, el cual será de gran utilidad  donde sea que fuese colocado, ya sea como asiento, reposapiés o mesa auxiliar, según las preferencias de cada uno. Todo esto es posible por su estructura rígida con materiales amoldables.
Al mismo tiempo, se lo puede encontrar en una gran variedad de colores y texturas, siendo la opción ideal los de polipiel, pues de ese modo pueden ser usados en el exterior.

Go to Top